El diseño es una herramienta muy poderosa para llegar a sus clientes. Colores, tipografías, packaging, tienen un efecto que actua a nivel primario.  La neurociencia ha demostrado como el diseño cambia la percepción del consumidor, y sirve sus ventas. (leer más…)